• María Fernández García
  • No hay comentarios

Autorretrato de un enfermero

Son numerosas las obras de arte dedicadas a la profesión enfermera, pero no suele ser tan frecuente que el propio artista se haya dedicado previamente al oficio que representa gráficamente en el lienzo. Este es el caso de Max Beckmann (1884-1950), notable pintor alemán asociado respectivamente a los estilos expresionista y Nueva Objetividad, que sirvió como enfermero durante la Primera Guerra Mundial. Esta difícil experiencia no solo le costó a Beckmann una grave crisis nerviosa, sino que también modificó su estilo pictórico y pasaría a convertirse en el tema central de su cuadro “Autorretrato como enfermero” (1915), donde se muestra en estilo verista al autor vestido con uniforme militar. En palabras del propio artista: “Pintar es algo muy complejo. Me absorbe completamente, en cuerpo y alma”. Esta declaración de intenciones de Max Beckmann es perfectamente aplicable a la loable profesión a la cual te vas a dedicar en el futuro.

Pilar Díaz, presidenta de CTO.

Este sitio utiliza cookies y utilizamos sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.
Abrir chat