• eleditor
  • No hay comentarios

Enfermeras, ¡juntas lo conseguiremos!

¡Hola a tod@s!

Soy Thais, tutora y profe en la academia. Quizá ya me conozcas de otras veces, o de las redes sociales (@EIRvoyaporti). Hoy quiero mandarte un mensaje especial en tiempos de Coronavirus.

Hace una semana que nuestra vida cambió de golpe. Probablemente, hoy tod@s lo hayamos asumido, pero ha sido algo difícil de digerir. El COVID19 nos ha hecho aislarnos en nuestras casas, con todo lo que eso conlleva. Pero va mucho más allá, tenemos muchas preocupaciones como sanitari@s que somos. Estoy segura de que a tod@s nos remueve mucho esta situación, probablemente much@s estéis viviéndola muy de cerca o incluso en primera persona.

Pero… nuestra vida sigue, confinada, pero sigue.

¿Y cómo podemos sobrevivir a ello, de la mejor forma posible?

Lo primero de todo, tenemos que centrarnos en el presente, ya que es en el único momento que podemos actuar. Las personas necesitamos sentir control sobre las situaciones y la realidad es que NO podemos controlarlo todo. ¿Qué podemos controlar? El ahora. Por lo que vamos a hacerlo =)

Lo ideal sería tener una rutina diaria, en la que os planteéis unos objetivos a conseguir. Por ejemplo, me propongo levantarme, realizar una rutina de ejercicio físico, estudiar 2h, comer, estudiar 2h más y después haré videollamadas, veré una serie… Y CUMPLIRLA.

Buscad vuestro espacio, vuestro rincón de estudio en el que nadie os moleste. Explicad a vuestras familias, parejas, o compañer@s de piso la importancia que tiene para vosotros poder tener unas horas de estudio y que necesitáis que se respeten.

Es muy importante fijaros unos objetivos, ya que nos va a dar la seguridad que necesitamos. En la rutina mencionada tenemos que tener: ejercicio, buena alimentación, estudio y ocio. Es imprescindible para poder mantenernos activos y sanos durante estos días. No hay excusas porque tenéis todo al alcance de vuestra mano.

Si esta situación nos hubiese pillado hace 100 años (como la anterior epidemia que hubo), no podríamos hacer ejercicio desde casa, no podríamos ver Netflix, ni hablar con nuestra familia por Skype. Pero la realidad que nos ha tocado vivir es esta, tecnológica a tope, para bien o para mal. La parte mala es que tenemos sobreinformación, pero esto también tiene solución. Lo ideal sería que vieseis noticias de una fuente fiable 1 o 2 veces al día, pero no que estéis recibiendo mensajes o viendo tweets 24h al día.

Para poder realizar rutinas de ejercicio gratis os dejo este recurso de una compañera https://clubvitafit.com/

Sed flexibles, si por alguna razón algún día no se cumple dicha rutina, no pasa nada. No se trata de intentar sacar un doctorado durante la cuarentena tampoco 😉

Nuestra sociedad no tiene tolerancia a la frustración, por lo que no estamos acostumbrados a vivir emociones negativas. Queremos que todo pase rápido y que nos toque lo menos posible, y ahora estamos en un momento de potente conexión con nosotros mismos INEVITABLE. Los que estéis viviendo este confinamiento con pareja o familia, lo mismo con ellos. Resurgen conflictos, propios o con los demás y es buen momento para resolverlos. Es un momento para mirarnos hacía dentro, para curar heridas internas, para cuidarnos, para escucharnos, para ver cómo estamos y qué necesitamos.

Y para esto, si tenéis dificultad, o si estáis demasiado nervios@s, ansios@s, quizá os pueda ayudar la meditación. Recursos: Mindfulness app o Zenfie. Son aplicaciones gratuitas que nos ofrecen meditaciones guiadas y nos pueden ser muy útiles en estos momentos, pero también herramientas que aprendemos para el futuro.

Quizá también os sea de ayuda escribir. A veces los sentimientos se nos hacen bola y no somos capaces de expresarlos. Y sin hacerlo no podemos validarlos. Recuerda que SENTIR, vas a sentir. Por tanto, si te es difícil hablar con alguien, para validar, aceptar como te sientes, puedes probar a escribir.

Cuando te fallen las fuerzas, recuerda por qué decidiste empezar este camino, seguro que tienes una razón estupenda. El camino hacia la plaza requiere esfuerzo, sí, pero se obtiene una gran recompensa. No lo olvides. A mí el EIR me cambió la vida. Si es necesario, puedes escribirte alguna frase que te ayude,  coger alguna fotografía que te motive y pegarlas en la pared de tu habitación. También puedes escuchar música… una canción perfecta para estos momentos es VIVIR de Rozalen.

Estamos viviendo una circunstancia que nos cambiará, que nos hará valorar las cosas de otra forma. Disfrutaremos más de un simple paseo. Recuerda que no debes quedarte atrapado en la queja, porque no sirve de nada. Si entras en ese círculo, córtalo rápidamente y busca las cosas positivas, porque las hay.

Esto está sirviendo para que nuestra profesión se valore más que nunca y para demostrar que sí, que tenemos vocación, mucha. Así que compañer@, coge la fuerza de esos aplausos sanitarios, para seguir tu camino, para a pesar de estar en estas condiciones, continuar dedicando tiempo a luchar por tu plaza!

Y juntos lo conseguiremos 😉

Que no CTOlvide, que estamos contigo.

Un abrazo enorme para tod@s.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.
Abrir chat
Powered by