• eleditor
  • No hay comentarios

¿Por qué elegí mi especialidad? Angiología

Hola a todos.

Quiero presentaros una especialidad bonita, eminentemente quirúrgica con diferentes abordajes terapéuticos, pero que incluye una parte importante de manejo de pruebas diagnósticas y, por supuesto, una parte clínica específica. Se trata de Angiología y Cirugía Vascular.

La especialidad, como todas las quirúrgicas, consta de 5 años de residencia en los cuales te vas a formar como cirujano de patología oclusiva y aneurismática de todo el árbol arterial excepto corazón y arco aórtico (muy en resumen). Por tanto, de manera un poco más detallada, la actividad del cirujano vascular es:

1. Tratamiento de los aneurismas de aorta torácica descendente y toracoabdominales
2. Tratamiento de los aneurismas de aorta abdominal (AAA).
3. Patología de los troncos supraaórticos sin afectación del arco aórtico
4. Tratamiento de las lesiones carotídeas extracraneales
5. Abordaje de la patología oclusiva y anerusimática de los vasos viscerales
6. Patología oclusiva aortoilíaca
7. Enfermedad oclusiva y aneurismática de los MMII
8. Accesos vasculares para hemodiálisis
9. Varices
10. Amputaciones mayores de causa isquémica en pacientes no revascularizables.

He puesto en negrita el tipo de patología que realizamos más frecuentemente, si bien esto puede ser un poco variable entre los diferentes servicios de Angiología y C. Vascular.

Como comentaba, es una especialidad muy completa en cuanto al abordaje terapéutico. En la actualidad no se concibe que un cirujano vascular no esté ampliamente familiarizado con técnicas quirúrgicas tanto abiertas como endovasculares. Es decir, cuando acabes la residencia habrás hecho un bypass aortobifemoral, habrás operado estenosis carotídeas y serás capaz de excluir un AAA mediante endoprótesis, o tratar lesiones oclusivas mediante todo tipo de stents.

Pero además de lo anterior, en cirugía vascular es esencial el manejo adecuado de eco-doppler para hacer diagnóstico y seguimiento de las patologías que tratamos, así como para asistirnos en quirófano a realizar todo tipo de tratamientos endovasculares, tanto venosos como arteriales. Por ello todo servicio de C. Vascular dispone de Laboratorio Vascular donde se aprenderá a hacer el diagnóstico de toda la patología vascular.

Otra parte esencial de nuestra formación es el correcto manejo de software de imagen para el procesamiento de imagen de angioTAC. Hoy en día el planning de tratamientos de aneurismas o de estenosis-oclusiones arteriales se basa en el procesamiento de la imagen que hacemos los cirujanos vasculares.

Un hecho que caracteriza a nuestra especialidad quirúrgica, a diferencia de otras, es que no tenemos otra especialidad que se encargue de la parte médica. Es decir un claudicante, un AAA o unas varices, son remitidos directamente a nosotros como especialistas y nosotros seremos los que decidamos el manejo adecuado del paciente.

Se trata por tanto de una especialidad muy extensa, bonita, compleja que va a exigir de ti todas tus energías durante la residencia. Sin embargo, cuanto mayor es el empeño y esfuerzo que requiere, mayor es la satisfacción que produce ser cirujano vascular.

Sin duda a esto último contribuye que se trata en este momento de una especialidad sin desempleo, con continuas ofertas de empleo tanto en la sanidad pública como en la privada. Si le sumamos que pronto habrá recambio generacional de cirujanos vasculares, parece que la situación de pleno empleo se mantendrá durante años.

 

Antonio Martín Conejero
Director del Claustro de Profesores MIR. Grupo CTO.
FEA Angiología y Cirugía Vascular. Hospital Clínico San Carlos.
Tutor de Residentes.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.
Abrir chat
Powered by