• eleditor
  • No hay comentarios

¿Por qué elegí mi especialidad? Neumología

Quiero presentaros una especialidad bonita y con un espléndido futuro: la Neumología

Como sabéis, la Neumología es una especialidad médica, su tronco natural es la Medicina Interna, lo que implica que la mayor parte del trabajo del neumólogo se basa en la atención a pacientes médicos, tanto en consulta como en planta de hospitalización. Sin perjuicio de esto, el número de técnicas y procedimientos diagnóstico-terapéuticos propios de la especialidad no deja de crecer. Estos pueden agruparse en torno a dos campos importantes de la especialidad:

1. Broncoscopia y técnicas pleurales. Menciono sólo las técnicas más modernas incorporadas en los últimos años al arsenal diagnóstico-terapéutico de la Neumología:

  • Técnicas broncoscópicas: ecoendoscopia (conocida por sus siglas en inglés, endo-bronchial ultrasonography, EBUS), criobiopsia pulmonar transbronquial, cauterización con láser, prótesis de vía aérea -esta última técnica requiere broncoscopia rígida-.
  • Técnicas pleurales: tubos de toracostomía, biopsias pleurales, punción-biopsia de lesiones pulmonares periféricas ecoguiadas, toracoscopia médica.
  • Ecografía torácica. Campo reciente y de gran desarrollo en los últimos años, tanto como técnica diagnóstica como de apoyo a otras técnicas que ya se han comentado.

 

2. Patología del sueño y ventilación mecánica no invasiva. Al tratamiento del síndrome de apnea-hipopnea del sueño con presión positiva continua en la vía aérea (CPAP, de continuous positive airway presure) se añade la creciente disponibilidad de dispositivos para asistencia ventilatoria no invasiva, tanto en su modalidad de ventilación no invasiva como la más reciente oxigenoterapia de alto flujo. Esto ha adquirido una importancia capital en la reciente pandemia de COVID 19, con la creación de unidades de cuidados respiratorios intermedios, para atender pacientes críticos que ha permitido dar apoyo y descongestionar las muy presionadas UCI en esta situación.

A esto tenemos que añadir el desarrollo de tratamientos biológicos, actualmente limitados al tratamiento del asma de difícil control, y el creciente número de opciones de tratamiento antifibrótico para una enfermedad hasta hace poco sin tratamiento eficaz, como la fibrosis pulmonar.

Esto configura un panorama que hace de la Neumología una opción muy atractiva si tu opción principal es una especialidad médica.

La especialidad actualmente no tiene paro, hecho reforzado por el reciente desarrollo de las unidades de cuidados respiratorios intermedios, potenciadas a raíz de la epidemia COVID 19 pero que han venido para quedarse.  Si a esto añadimos que en el sector público el 40% de los neumólogos tienen más de 55 años, el futuro en los próximos años es alentador.

 

Jesús Fernández

Jefe de Sección de Neumología Hospital Severo Ochoa de Leganés.

Profesor de Grupo CTO.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.
Abrir chat
Powered by