• eleditor
  • No hay comentarios

La enfermedad de Jim Carrey

Seguramente piensas que los actores que nos hacen reír son así de divertidos también en la vida real. El caso de Jim Carrey, la estrella canadiense de la comedia, prueba que no es cierto. Aquejado de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el intérprete de “El show de Truman” ha estado librando una dura batalla contra la depresión desde la década de los 90, lo que contrasta con su meteórica carrera en Hollywood.

El actor ha admitido públicamente tener depresión como parte del proceso de reconocimiento y comprensión de su enfermedad, y es que la comedia puede ser un mecanismo de defensa para cubrir traumas ocultos. En sus propias palabras: “Ya no tengo depresión en mi vida. Tengo tristeza, alegría, euforia, satisfacción y gratitud ilimitada”. Esta frase del protagonista de “La Máscara” te puede resultar muy útil cuando te enfrentes a pacientes que hayan pasado por lo mismo.

Este sitio utiliza cookies y utilizamos sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.
Abrir chat