• eleditor
  • No hay comentarios

OPE Medicina Familiar

Todos sabemos por qué elegimos la especialidad de Medicina de Familia. Lo hicimos porque es ‘La Especialidad’. Si se la conoce, es imposible abandonarla. Somos el pilar y los cimientos del sistema sanitario. Somos profesionales multidisciplinares, perfectamente capacitados, valientes y acostumbrados a resolver casi cualquier situación con los medios disponibles.

A la pregunta que podríamos hacernos como profesionales, de por qué deberíamos realizar el esfuerzo de prepararnos para una oferta de empleo público -con la dureza y el esfuerzo que las caracteriza- podríamos respondernos muchas cosas: por la estabilidad laboral (tendré un trabajo fijo para “toda la vida”), las mejores condiciones laborales inherentes al empleo público: seguridad salarial, facilidades para la conciliación familiar, mejores horarios, mayor número de días de vacaciones, mejoras salariales, facilidades para hacer y recibir docencia, etc. Pero yo creo que la respuesta es aún más clara: porque se lo debemos a la especialidad que hemos elegido. Prepararse y acceder mediante la superación de unas pruebas de evaluación, a un empleo fijo dentro de la administración pública es la única manera que tenemos los médicos de familia de poder desarrollar nuestro trabajo como verdaderamente nos gustaría.

¿Por qué? Porque sólo garantizando una continuidad en la atención mediante la obtención de una plaza fija podremos desempeñar nuestra especialidad de forma plena, ofreciendo un servicio completo a la población, accesible, desempeñado en comunidad y que nos permita realizar un seguimiento continuado a lo largo del tiempo y una asistencia sanitaria centrada en la persona. Nuestra vocación y nuestra especialidad solamente puede realizarse óptimamente si formamos parte de un grupo de trabajo, de un entorno, dentro de la estabilidad de un empleo fijo, en nuestro propio centro de salud, con nuestro propio equipo multidisciplinar de administrativas, auxiliares, enfermeras, matronas, trabajadoras sociales y compañeros médicos del centro.

Por tanto, obtener una plaza fija dentro del marco de una oferta de empleo público, es la mejor manera que tenemos de desarrollar nuestra especialidad, la especialidad, nuestra medicina de familia… y de hacerlo con estabilidad laboral y las mejores condiciones laborales.

Desde la CTO Medicina queremos ayudarte y acompañarte a lograr ese sueño, con nuestro curso de preparación. Concebido y enfocado para asistir al médico de familia, dispone de materiales de estudio en formato online y papel, calendario de estudio adaptado, tutor personal y un campus virtual, donde encontrarás videoclases, materiales de repaso, evaluaciones y simulacros, que te permitan adaptar, flexibilizar y rentabilizar el tiempo de estudio lo máximo posible, para asegurar que alcanzarás tu objetivo.

Este sitio utiliza cookies y utilizamos sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.