• eleditor
  • No hay comentarios

Cómo es la residencia MIR

Hola a todos,

¿Qué tal fue el examen MIR? ¿Tenéis ya decidido qué especialidad queréis hacer? ¿Dónde os gustaría hacerla? ¿Sabéis cómo es la vida del residente? Nos gustaría comentaros la vida del residente de manera genérica.

En general todos los programas formativos de cada una de las especialidades tienen una estructura similar. Están constituidos por una serie de rotaciones obligatorias para todas las especialidades y otras rotaciones que son específicas de cada una de ellas (no rotan por los mismos servicios los residentes de medicina de atención primaria que los de cirugía general…). Tenéis que tener en cuenta que cada hospital puede adaptar el plan formativo según su disponibilidad y particularidades (diferencias en los periodos de rotación, áreas de rotación ligeramente diferentes, periodos de rotación externa…), por lo que os recomendamos que comparéis los distintos planes formativos de la especialidad que os interesa entre los distintos hospitales, tanto de la misma como de distinta comunidad autónoma.

En este sentido, cada año de residencia se estructura en varias rotaciones que pueden durar de 1 a 6 meses. Al empezar cada rotación, dispondréis de los objetivos que debéis cumplir durante ese periodo (ej: aprender a interpretar una radiografía de tórax en la rotación de radiología…) y al finalizar la rotación seréis calificados por los tutores correspondientes según unos criterios de evaluación. Al final de cada año de residencia deberéis realizar una memoria que consta de las distintas rotaciones que habéis realizado, los conocimientos adquiridos, habilidades técnicas, incluiréis la asistencia a cursos, congresos, exposiciones…

Para orientaros dentro de la especialidad, además de contar con los residentes mayores (que son fundamentales), tendréis a vuestra disposición un tutor. Os parecerá una tontería esta figura, pero realmente es de gran ayuda, ya que os guiará durante todos los años de la residencia, os indicará vuestros objetivos de cada rotación, os ayudará a gestionar posibles problemas que aparezcan durante las rotaciones…

El horario laboral está especificado en el boletín oficial de cada comunidad autónoma, pero os recomendamos que preguntéis el horario oficial de cada uno de los centros (y el que suelen tener los residentes de dicho centro de manera rutinaria) para haceros una idea más precisa del mismo. En general el horario es de 8 a 15 horas, pero en algunas comunidades autónomas es hasta las 17 horas.

Las guardias pueden ser de 12, 17 y 24 horas. La libranza de guardias es un derecho médico. En los últimos años se han incrementado los servicios que han incorporado la libranza de guardias de los residentes a la práctica habitual, pero tenéis que tener en cuenta que, en algunas circunstancias concretas, por requerimiento del servicio, podéis no librarlas. El número de guardias que se realizan al mes depende de cada una de las especialidades y lugar de residencia, siendo también distinto según las especialidades la realización de guardias de especialidad o generales.

Desde nuestro punto de vista es importante que preguntéis cómo se distribuye el trabajo en cada centro. Con esto nos queremos referir a que hay centros en los que el residente es un apoyo al adjunto responsable en cada momento y hay otros centros en los que el residente tiene más autonomía.

Respecto a los periodos de vacaciones, debéis saber que os corresponden unos 2,5 días por mes trabajado (días de vacaciones) y también disponéis de días de libre disposición. Dado que las vacaciones pueden diferir de unas comunidades autónomas a otras, os recomendamos que lo reviséis en el boletín oficial de cada comunidad autónoma.

El salario difiere entre las distintas comunidades autónomas (el sueldo base, las guardias, complementos y las pagas extra son diferentes). El sueldo bruto es todo el salario que generamos, pero a ese valor se le descontará un porcentaje (retención del IRPF, cotizaciones de seguridad social por desempleo, accidentes, etc.), siendo el valor que percibimos menor, el sueldo neto. Disponéis de información más concreta sobre este tema en los boletines oficiales de cada comunidad autónoma.

De manera global, las guardias se cobran por horas y a mes vencido, es decir, una guardia que haces en enero, la cobrarás a final de febrero; en valor de una hora de guardia de fin de semana (sábado y domingo) suele ser algo mayor que el de un día de diario. El valor de cada hora de guardia se incrementa según el año de residencia (el R4-5 cobra más que el R1).

Inicialmente el sueldo de un residente se compone del sueldo base (unos 1100 euros/mes) y las guardias. Según avanza la residencia, generalmente a partir de R2, se tiene un complemento de formación, cuyo valor también se incrementa según el año de residencia. Algunas comunidades autónomas tienen complementos por localización. Suele haber dos pagas extra, una en junio y otra en diciembre, cuyo valor depende de cada comunidad autónoma.

Esperamos que estos consejos os sean de gran utilidad.

 

Julia García, tutora de CTO. 

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.
Abrir chat
Powered by