• María Fernández García
  • No hay comentarios

El caballero de los polos

¿Qué te parecería hacer la carrera de Medicina para luego dedicarte a explorar las zonas polares? Pues eso es precisamente lo que le ocurrió a Jean-Baptiste Charcot (1867-1936), hijo del famoso médico Jean-Martin Charcot, uno de los fundadores de la neurología clínica. Jean-Baptiste no tardó en abandonar la carrera paterna para entregarse de lleno a su otra vocación, la de explorador polar, realizando varias expediciones científicas a la Antártida. Su segunda expedición, emprendida a bordo del barco Pourquoi-Pas?, recopiló suficientes datos científicos como para llenar 28 volúmenes y 3.000 fotografías, sirviendo con ello para completar la escasa cartografía existente del territorio polar. Nunca sabremos si Jean-Baptiste Charcot, a quien llamaban el “caballero de los polos”, habría alcanzado la notoriedad de su eminente padre de haberse dedicado enteramente a la medicina. Lo que sí está claro es que su personalidad creativa se manifestó de manera útil en beneficio de la humanidad.

 

Pilar Díaz, presidenta de CTO.

Este sitio utiliza cookies y utilizamos sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.
Abrir chat