• eleditor
  • No hay comentarios

Entrevista Silvia Meseguer, jugadora del Atlético de Madrid

Silvia Meseguer (Alcañiz, 12 de marzo de 1989) es jugadora del Atlético de Madrid. Ganadora de tres Ligas, cuatro Copas y ex internacional con la Selección Española, actualmente se está preparando el MIR con Grupo CTO. Descubre cómo compaginó la carrera con su profesión, sus sueños y el gran futuro que le espera como médico.

¿En qué momento y por qué decides que una vez que cuelgues las botas tu sueño sería ser médico?

Sobre todo en el último año de carrera. Pensé que ya llevaba muchos años jugando en Primera División y se acercaba el momento de ir dejándolo atrás y dedicarme más a la Medicina, en la que había invertido mucho tiempo estudiando y a la que tengo ganas de dedicarme.

¿Cómo has combinado la carrera de Medicina con tu vida como futbolista? ¿Cómo ha sido tu día a día?

Me conciencié durante la carrera de que cualquier momento era bueno para estudiar. Lo más importante ha sido ser constante estos años. Aprovechar cada viaje, cada tiempo después de los entrenamientos. Esa ha sido la clave.

¿Eras el ‘bicho raro’ de tus compañeras o dentro del fútbol femenino es común compaginar partidos y estudios?

En este caso, el fútbol femenino no tiene nada que ver con el masculino. Siempre hemos tenido que estudiar o trabajar a la vez que jugábamos porque no teníamos esa salida al terminar el fútbol. Era bicho raro porque estudiaba Medicina y en el fútbol no hay muchas que lo hagamos, pero la mayoría estudia una carrera.

¿Qué hace falta para sacar adelante una carrera tan sacrificada como la Medicina con una profesión como la de deportista profesional?

Pues la mayoría de valores que me transmite el deporte: esfuerzo, sacrificio, el trabajo diario y, sobre todo, no rendirse. He tenido muchos momentos duros a lo largo de la carrera dejarlo o preguntarme cómo me he metido en esto… pero, al final, lo vas sacando.

¿El rival más duro de tu vida quizás se ha llamado estrés, ¿verdad?

Sí, y lo veo más ahora que ha pasado la etapa más dura. No he sido consciente de todo lo que he sacrificado a lo largo de estos años. En el momento te adaptas a la situación, pero ahora me doy cuenta de lo duro que ha sido y estoy muy orgullosa de haberlo conseguido.

Hay una virtud imprescindible tanto en tu posición en el campo, de mediocampista, como en la carrera médica, que es el compromiso. Sin compromiso no hay éxito…

Así es. Mi posición de mediocentro es de realizar un trabajo sucio que no se ve de cara a la galería y, la verdad es que sí, se traslada mucho a la Medicina. Importa el día a día, no dejarte llevar en momentos difíciles y esforzarte al máximo. Cada temporada de exámenes, al llegar el último, me decía: he conseguido salir viva de ésta.

El gol de Vero Boquete que nos dio el acceso a una Euro por primera vez, ¿es equiparable al día que te licenciaste en Medicina?

Pues sí. Me acuerdo perfectamente de cuando me dieron la nota del último examen, que estaba con una compañera de equipo. Cuando vi que había aprobado me puse a gritar como una loca. Estaba en un bar y todo el mundo se giró…

¿Cuánto de dura fue la decisión de dejar la Selección definitivamente para preparar el MIR?

El momento no fue tan duro, lo fue más el año de compaginar fútbol y estudios porque lo que quería era terminar la carrera. Pude no haber ido al Mundial de Francia, pero no me arrepiento de haber tomado la decisión.

Y ahora llega la preparación, poco a poco, del MIR. ¿Cuáles son las herramientas de CTO que más te están ayudando?

Ahora estoy centrada en los manuales, las clases serán mi siguiente paso.

¿Sigues dudando entre Anestesia y Medicina de Familia?

Sí, y voy a seguir con las dudas hasta que llegue el momento. De las prácticas que hice en sexto, son las especialidades que más me gustan.

 El crecimiento del fútbol femenino es imparable… se está notando con la asistencia a los estadios o cada vez que juega la Selección, ¿verdad?

Sí, llevo más de 10 años jugando en Primera y en los cuatro últimos el crecimiento y el salto ha sido enorme. Sobre todo en mi caso, que he pasado de no ser profesional a serlo en el Atlético de Madrid. Los partidos ya se ven en cadenas abiertas, los campos se han conseguido llenar, la diferencia de medios de comunicación… Es un paso grande para nosotras, pero no nos tenemos que olvidar de dónde venimos y de que todavía queda mucho por hacer.

¿Qué sueños te quedan por cumplir?

Mi sueño es ser médico. Está en mi mano y me voy a esforzar mucho para conseguirlo.

 

A través de este enlace puedes ver la entrevista completa.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.