• eleditor
  • No hay comentarios

¿Estudiar el MIR durante la residencia?

En ocasiones, un aspirante al MIR  se puede plantear repetirlo al no haber conseguido la especialidad que deseaban. Sin embargo, por temor a no obtener la nota necesaria de nuevo, quieren mantener la residencia mientras se preparan para el examen MIR. El director del claustro de profesores MIR de Grupo CTO, Antonio Martín explica en un artículo de Diario Médico que “los residentes que quieren cambiar de plaza tienen que renunciar a su plaza antes de inscribirse al MIR”, ya que “en el modelo 790 hay una casilla que se debe marcar indicando que renuncia a su plaza”. Por lo tanto, los residentes que se plantean esta posibilidad deben tomar la decisión de si continuar con la residencia o hacer de nuevo el examen antes de hacer la inscripción.

Además, resalta que “por el momento no tienen penalización por abandonar la residencia, cosa que se planteó en su momento” y que “el residente que oposita de nuevo al MIR puede hacerlo a cualquier especialidad de nuevo, sin restricciones”.

“Cuando un residente quiere repetir el MIR durante la residencia, está tomando una decisión arriesgada y difícil, pero también valiente”, declara Martín y comenta que, cuando un residente decide abandonar su plaza “habitualmente se debe a una de estas dos situaciones”.

El primero de los casos es que “el aspirante al MIR sacó una nota magnífica y se da cuenta durante la residencia de que lo elegido no es lo suyo”. En este caso la persona que renuncia no suele tener problema en hacer un nuevo MIR con éxito, apunta Martín. Algunos opositores se dejan llevar por la idea de tener una “plaza estrella”, de alguna especialidad que está entre las más populares, como Dermatología o Radiología, “dándose cuenta después de que no era el tipo de especialidad vocacional que ellos esperaban”.

El segundo de los casos son aquellos “candidatos con una nota que no les permitió elegir la plaza deseada. En este caso eligen plaza por si lo elegido finalmente les gusta, aunque no era su idea inicial. Esto casi nunca ocurre y los aspirantes terminan haciendo de nuevo el examen MIR. En este caso existe el riesgo real de no sacar nota suficiente para la plaza deseada, aunque se repita la prueba”.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.