• eleditor
  • No hay comentarios

Ser tutora EIR en CTO

¡Hola a tod@s!

Soy Thais. Matrona, profesora de gestión y tutora en CTO Enfermería. ¿Por qué?

Porque hace no mucho tiempo, yo estaba sentada en esa silla como estáis ahora vosotr@s preparándome para el EIR. Fueron unos meses duros e intensos, pero tengo buen recuerdo de ellos. Todo mi sacrificio y esfuerzo, finalmente dio su recompensa. Durante mi proceso de preparación y de aprendizaje me fui dando cuenta de lo importante que era el apoyo, sobre todo emocional, y me fascinaba la idea de poder llegar a ser tutora y acompañar a otr@s en el camino hacía su sueño.

Tras sacar mi plaza, me brindaron la oportunidad de acompañaros en este viaje y desde entonces, trato de hacer que el camino sea un poquito más fácil. Es una labor maravillosa, que me encanta, me llena y me hace crecer muchísimo como profesional y como persona. No os imagináis todo lo que aprendo de y con vosotr@s cada día.

Revivo nuevamente todas las emociones que tuve en mi año, la emoción del inicio del curso, las ganas de conocer la fecha del examen, los agobios de los tiempos, los nervios por que se acerca la fecha… Casi con la misma intensidad que las viví en primera persona. Esto es increíble y me facilita mucho mi trabajo, porque así es más fácil poder conectar con vosotr@s, con vuestras emociones y poder guiaros un poquito mejor. Al final, yo pasé por ese camino de altibajos.

Con el tiempo voy aprendiendo y descubriendo formas de organización, reglas nemotécnicas, trucos, preguntas… que creo que os pueden servir y que me encanta poder compartir, además de contaros como fue mi camino. Intento ser cada vez un poquito mejor hermana mayor 😉

Al final, los tutores somos eso, vuestros hermanos mayores, que tratamos de acompañaros en todos los aspectos del camino. Emocionalmente, organizativamente, con trucos, os ayudamos a identificar puntos fuertes para potenciarlos y débiles para mejorarlos… etc. Este último curso, hasta hemos hecho clases de relajación y aromaterapia… 😉

Involucrarse de verdad conlleva mucho esfuerzo, pero merece muchísimo la pena. La satisfacción de recibir un correo de un/a alumn@ que me cuenta que ha mejorado, que le ha ayudado lo que le he recomendado o que me da las gracias… no tiene precio.

Así que sólo puedo dar las gracias a la academia, por permitirme crecer, por haberme dado y estar dándome esta oportunidad, por confiar siempre en mí y valorarme. Por enseñarme que aquí tengo otra familia, la familia CTO, unos compañeros maravillosos con los cuales disfruto y aprendo día a día y con los que da gusto trabajar. Y, por supuesto, a tod@s los que me estáis leyendo, ya que sin vosotr@s esto, no sería posible.

Gracias y espero poder seguir acompañando en este camino, durante mucho tiempo.

Nos vemos en las redes: @EIRvoyaporti

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.