• María Fernández García
  • No hay comentarios

Un guerrero sin armas

Algunos médicos han sido elegidos por el destino para representar papeles importantes en la historia de la humanidad. Aunque probablemente su nombre no te resulte familiar, Marcel Junod es uno de ellos. Este cirujano suizo fue el primer médico europeo en llegar a Hiroshima en 1945, tras el lanzamiento de la bomba atómica, donde visitó hospitales, distribuyó suministros y proporcionó atención médica a las víctimas del bombardeo.

Sus experiencias en la ciudad japonesa, así como en otros conflictos como la Guerra Civil española, le llevaron a escribir el libro Guerrero sin armas, de talante pacifista. Junod fundó el departamento de anestesiología del Hospital Cantonal de Ginebra y fue el primer profesor de esta materia en la Universidad de Ginebra. En el monumento conmemorativo que se le dedicó en Hiroshima, aparece esta frase: “Son muchos los que piden ayuda. Te están llamando a ti”. Tú ya has respondido a esta llamada.

Pilar Díaz, presidenta de CTO.

Este sitio utiliza cookies y utilizamos sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.
Abrir chat